Las aventuras del príncipe Achmed (1926)

Las aventuras del príncipe Achmed (Die Abenteuer des Prinzen Achmed en el título original) es el largometraje animado más antiguo que se conserva*.

*Aclaración: Fantasmagorie, el cortometraje de animación realizado por el francés Émile Cohl, es considerado la primera película totalmente animada de la historia con su estreno el 17 de agosto de 1908. A ésta le siguieron otras producciones de corta duración tanto en Francia como en otros países hasta que, casi una década después, Argentina estrenó en los cines por primera vez un largometraje de animación. Fue el 9 de noviembre de 1917 con el El apóstol, escrito y dirigido por el argentino Quirino Cristiani y producido por Federico Valle. Sin embargo, es una película perdida, ya que no existen copias para poder ser reproducidas en la actualidad. Por esta razón, se suele hacer referencia a Las aventuras del príncipe Achmed como el largometraje de animación más antiguo de la historia del cine.

Las aventuras del príncipe Achmed fue realizada por la animadora alemana Lotte Reiniger con la técnica de animación de siluetas que Reiniger había inventado, consistente en manipular recortes de carbón y láminas finas de plomo bajo una cámara. La historia está basada en elementos tomados de Las mil y una noches, especialmente La historia del príncipe Ahmed y el hada Paribanou, que aparece en El libro azul de las hadas de Andrew Lang.

De 65 minutos de duración, fue dirigida por Lotte Reiniger y Carl Koch. Se estrenó en el mes de julio de 1926.

Sinopsis:

Con la ayuda de Aladino, la Bruja de la Montaña de Fuego y un caballo mágico, Achmed lucha contra un hechicero africano para conseguir la mano de Peri Banu.

Compartir en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario